- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

JC Vincent, un beat a la española

d.b

MAD. Peleado con la informática, con los duendes «internáuticos» trayéndole de cabeza, el pirata, que hoy nos ocupa, ha retornado no hace mucho a la palabra escrita – para catarsis personal– , tras dar incontables tumbos por los foros de poesía, los space y «todo ese mundillo tan agradecido si comentas a menudo con elogios el trabajo de los demás», según él mismo argumenta, tras un largo parón y haber esperado con paciencia el momento –como los campeones. Así, cansado del bueno de John Ash, el rey payaso que gestó (nada que ver con Ashbery, todo un premio Pulitzer, del que se desmarca: «no fue un puto homenaje ni siquiera le conocía») nuestro amigo se constituyó en JC Vincent, siendo ambos el mismo artista, para gusto y honor de sus seguidores.

Sin haber publicado en papel mojado –mejor que las putas grasosas De Villena y Montero–, pareciera un tal Jesús García Calero, reflejo de los horrores. El antiguo rey payaso nos brinda dos poemas y un careto, emperrado o confundido en encontrar algo de paz a través de la poesía, ya que como él dice «es una guerra que no sé si de verdad quiero ganar». Opinen de ello en el campo de batallas «Matahoras», donde pueden contemplar su lucha –no cierra por la crisis– o en otros blogs como «El sol ya no es el sol», tras dejar atrás su antiguo space, «En la habitación de Ash» o «Zulo», batalla perdida. Aquí la primera victoria, de la que sale ileso:

- El hombre, la marioneta y la tormenta -

Se han quedado tus deberes,
ya hechos,
escondidos
en la estantería negra.

Como siempre,
ya era tarde,
había roto un espejo retrovisor,
bebido un pequeño mar
que hoy no he controlado,
sacado a hostias
algún absurdo demonio
de mi cabeza
(de esos que despiertan
cuando te vas).

Ni siquiera he querido
mirar el coche rojo,
a veces no puedo,
sobre todo
si han sido dos días buenos
en los que me he olvidado
de escribir,
de odiar
todo lo que me rodea
o me forma.

Me conoces bien
aunque casi no te hable
de lo que soy.

Esta tarde,
que guardaba una tormenta
en mis rodillas,
no quiere ser
preguntada por nadie
ni explicada a nadie.

Solo quiere dormirse
en esta habitación.

La segunda lucha que os traemos encuentra similitudes de estilo con el maestro Hank, padre del «realismo sucio», a menudo erróneamente asociado con la Generación Beat. El poema «Swing» no dejará a nadie indiferente, un descenso a los bajos fondos, donde se hace bueno la máxima de Sancho: «Allá donde fueres, haz lo que vieres». Un lujazo made in Spain de la mano de JC Vincent y su espacio «Matahoras». Sin comentarios:

–Swing-

Huele a sudor,
pero aunque no es importante,
se podría decir que es una parte imprescindible;

la llave maestra del juego,
la dueña de la cerradura
que endurece nuestro deseo.

Huele a sudor como una perra,
pero todos los perros
se han bajado la cremallera

y el baile, empieza alrededor de su boca
mientras los perros se la menean
acogidos por el gris de las paredes.

El asco es un pellejo mojado
y el recipiente de la boca
una mueca,

pero nadie dice - entra - como en la canción,
solo es un parking con un vigilante gordo
que no para de tocarse
y decide abandonar su puesto
para participar de la fauce común.

El asco es un vigilante gordo
que se corre tocándose el culo

y los labios le llaman
como el canto de una sirena lasciva,
y se arrima
y restriega su pellejo por la cara
de la perra que huele a sudor.

Los demás perros aúllan
esperando que la luna
se limpie la cara con la mano.

El baile no para nunca
entran todos los que están

y espero mi turno.


-JC Vincent-

9 huevos bien puestos:

piensaenbrooklyn dijo...

Si hay que descubrir, se descubre pero descubrir por decubrir es tonteria.
Gracias.
SINCERAS.

Lázaro Suárez © dijo...

Vaya, parece que llego justo a tiempo. Primera vez que entro en tu blog, recomendado por el mismo JC Vicent hace semanas, y me encuentro con una entrada en su honor.

Sigo a JC desde hace años, cuando ambos vagábamos por foros inmundos repletos de miseria moral. Y cualquiera que se pase por aquí, puede estar seguro de que es de lo poco que hay auténtico en la literatura de la red.

Un abrazo y enhorabuena por saber apreciar estas cosas, sin duda no es fácil. Nada fácil.

Peace-for-ever dijo...

Le verdad es que lo que he leído en este post me ha gustado. Tendré que pasarme por Matahoras.

Muchas gracias por presentarlo.

Un abrazo,

Josep

Jose Zúñiga dijo...

Me apunto si reservas.

Arwen dijo...

Muy buena entrada d.b. y gracias por traernos a este autor porque personalmente lo desconocía y me apunto a leerlo. Gracias.

Un beso y muy buen fin de semana.

Arwen

reltih dijo...

la verdad, son muy interesantisimos estos 2 escritos. me tramaron. un abrazo

Alijodos dijo...

el ultimo es increible amigo..me gusto..un abrazo...

Campanilla - GUMIEL dijo...

Me gusta como están escritos estos versos, no hay palabras escogidas ni rebuscadas, llamemos a las cosas por su nombre, ¡amigo extraordinarios!.
un saludo

L.N.J. dijo...

Muy bueno, diría que buenísimo.

saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas más leídas / Most read posts

Elige tu palabrostia de la RAE / Choose your RAE eroticword

abulia (1) acosador (1) acto sexual (1) adicta (1) affaire (1) after hour (1) agrio (1) ahogarse (1) alcohol (1) alquimista (1) amante (6) anarquía (1) anillos (2) ano (4) anorexia (1) apocalipsis (1) asesinado (6) asesino (2) babas (1) bala (1) bdsm (1) becaria (1) besos (8) boca (4) bondage (1) borderline (1) bragas (3) bragueta (1) brujas (1) buitre (1) butanero (1) cabrón (2) cadáver (2) cagar (7) calavera (5) calzones (1) cama (2) capullo (1) carne (1) caudillo (1) cazzo (1) celos (2) cerdos (1) chichi (1) chingar (1) chocho (1) Chueca (2) chumino (1) chupacabras (1) chupar (3) cigarro (1) cipote (2) clítoris (1) coca (1) cojones (8) colegiala (1) concha (1) condones (2) conejita (1) coño (11) coños (1) corrida (5) cuerpo (1) culo (13) daikiri (1) dedo (2) demonio (4) desamor (1) desear (1) desnuda (1) desnudarse (1) desnudo (6) desvirgar (3) dong (1) drogas (4) embarazada (2) embarazo (1) empalmar (1) engañar (1) erotismo (2) esclavitud (1) espantaruja (1) esqueleto (1) extasis (1) eyaculación (1) falo (1) fantasmas (1) felatio (1) feminidad (1) follamigo (1) follar (12) francés (1) friki (1) fuego (1) gatillazo (5) gay (1) gay-trinar (1) gemidos (1) gilipollas (2) ginecóloga (1) goma (1) gozo (5) herpes (1) hijo puta (3) himen (1) homosexual (1) hostia (6) huevos (3) jacuzzi (1) joder (3) kokichuelo (1) krispis (1) labios (1) lasciva (2) leathers (1) lecho (1) lefa (2) leopardo (1) lesbianas (1) levitar (2) loca (1) machos (1) mamón (1) mancillar (1) maricones (2) mariquita (2) masturbarse (3) mearse (3) meneársela (2) menstruación (1) mierda (3) minchia (1) misógino (1) mocos (1) morbo (1) nabo (1) nihilismo (1) nudismo (1) orgasmos (2) orgiástico (1) pandero (1) pantaruja (2) parida (3) pasión (2) pecado (5) pecho (2) pechos (6) pederastas (1) pedos (1) pelotas (1) pene (7) penetrar (1) perra (1) pezón (1) picante (1) piercing (1) pilila (1) pis (1) pisello (1) pito (2) placer (1) Playboy (1) podrida (1) polla (13) polvo (2) popper (1) porno (4) preservativos (2) prostituta (7) puta (20) rabo (5) ramera (2) roce (1) sado (2) salas X (2) sangre (3) semen (3) senos (1) sex shop (1) sexo (13) show (1) sida (1) silicona (1) sobaco (2) soplamocos (1) sostén (1) suicidio (3) sumiso (1) swinger (1) tabú (1) tatuaje (1) testículos (1) tetas (7) tiesa (1) tranca (1) transverberación (1) travesti (1) uccello (1) vagina (3) vedettes (1) vengarse (2) verde (1) verga (1) vicio (1) violación (3) virgen (2) vomitar (1) yan-ken-po (1) zoofilia (1)

Descubre dónde se prohibe escribir / discover where it is forbidden to write