- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

La RAE divulga que Lope de Vega murió por el esfuerzo de mantener un acto sexual a los 72 años

d.b
MAD. Así lo afirman desde la Casa Museo de Lope de Vega, sita en la Calle Cervantes de Madrid. La casa, donde vivió y murió en el siglo XVII el llamado Fénix de los Ingenios, es actualmente un museo que depende de La Real Academia Española (RAE) y que está abierto a todos los públicos para poderlo visitar, con el fin, según ellos, de honrar la memoria del autor y fomentar su lectura. Por este motivo, sorprende, que en un momento dado, uno de los guías turísticos que acompaña a los visitantes informe de este dato tan íntimo, desconocido para todo el mundo y que no aparece en biografías sobre el escritor.


Visitar la Casa Museo de Lope de Vega más que una lección educativa sobre la obra literaria del afamado escritor es una inmersión en la vida más íntima, personal y cotidiana de Lope de Vega, donde el visitante puede observar con detalle la conservación, reforma y restauración de su hogar: el huerto, la capilla, el comedor, la cocina y distintas estancias, de estar, de trabajo, de estudio y de descanso. Una recreación bastante fiel que incluye mobiliario y enseres de la época, como si de un viaje en el tiempo se tratara. Las explicaciones del guía turístico no excluyen en ningún momento datos o referencias a su obra literaria, ni al patrimonio artístico que Lope de Vega nos dejó, como tres de sus manuscritos expuestos, propiedad de La RAE: El bastardo Mudarra, El príncipe despeñado y La desdichada Estefanía. Pero en todo momento, la visita versa en torno al Madrid del siglo XVII, los artilugios y reproducciones que pueden verse en su casa, y predominantemente sobre la azarosa vida que llevó el autor de Fuenteovejuna.

Desde un principio, al visitante se le va creando una atmósfera de donjuanes y doncellas, de duelos y de espadas, de habladurías y de excesos, donde se asegura que Félix Lope de Vega y Carpio era uno de los hombres más guapos del Siglo de Oro y que más éxito tuvo con las mujeres, por su atractivo y dotes para conquistarlas con sus versos. En la tournée, se hace referencia también a la tumultuosa vida amorosa que llevó y que levantó una gran polvareda en la época, por la cantidad de mujeres e hijos legítimos y bastardos que tuvo. La persona que guía a los visitantes por los distintos aposentos de la casa informa al llegar a la capilla que Lope decidió instruirse sacerdote, entre otros motivos, para acallar esa fama de Don Juan que le acompañaba, sin mucho éxito, pues el sambenito de seductor nunca desaparecería. Al llegar a la habitación de Lope de Vega es cuando se explica que el escritor falleció a los 72 años (próximo a los 73) en la cama que están viendo a consecuencia de un gran esfuerzo. Es entonces cuando uno de los presentes pregunta si se debió a que había estado trabajando en el huerto. La respuesta, entre risas, fue la siguiente: «Lope de Vega siempre tuvo una gran vitalidad y pese a su edad, bastante longevo para aquellos tiempos, aún mantenía relaciones. En este caso no con Marta de Nevares, que ya había muerto, sino seguramente con una doncella que le cuidaba y que nunca se ha sabido quién era. El esfuerzo que le condujo a la muerte se debió a eso…» Ante la sorpresa de todos, alguien preguntó para salir de dudas: ¿Relaciones sexuales? Afirmativo, asintió quien guiaba a los asistentes en la Casa Museo de Lope de Vega.

Como entre los fines principales de la Casa Museo, según La RAE, se encuentra el de «constituir un vivo homenaje a la memoria de Lope de Vega que contribuya a estimular el estudio de su obra y el conocimiento de los clásicos del Siglo de Oro», La polla en verso se ha sumergido de lleno en el estudio de las biografías existentes del autor para atestiguar o desmentir el dato que se dice en la Casa Museo sobre su muerte. Sobre Lope de Vega se han escrito tantos libros, que es tarea difícil abarcarlos todos. Entre los biógrafos consultados, destacan desde su discípulo, Juan Pérez de Montalbán, hasta Cayetano Alberto de la Barrera, Federico Carlos Sainz de Robles, Américo Castro, Antonio Villacorta, incluso el mismo Ramón Gómez de la Serna o Eduardo Haro Teclen, entre los más recientes. Los más y los menos, todos tienden a confirmar lo que se ha dicho de la vida irregular y de pecado que llevaba Lope de Vega, debido a lo cual, su funeral, aunque prohibido por el Consejo de Castilla, fue celebrado por el Ayuntamiento de Madrid por todo lo alto, ya que como señalan los libros: «A Lope se le perdona todo». Aun así, ninguno de los biógrafos se atreve a decir abiertamente la causa de la muerte del escritor y tampoco hay diagnóstico claro; de vejez, se llegó a decir en sus tiempos, así como de pena, tanto por la muerte de su hijo como por el rapto de su hija. El mismo Montalbán la describe con tintes poéticos y muy cristianos con la imagen de un crucifijo en la boca de un Lope que espera la llegada de Dios. Buscando una tesis más científica o médica, la gran mayoría afirman que fue a consecuencia de un exceso, trabajo o esfuerzo, sin señalar o detallar cuál, como algo repentino, pues pese a su avanzada edad el estado de salud de Lope era prodigioso, según relatan, ya que no se le conocía enfermedad alguna. Lo que sí se atreven a insinuar algunos biógrafos, sin ser muy claros, es algo parecido a la tesis de La RAE, refiriéndose a que tantos escarceos amorosos le dieron a Lope muchos años de vida como también al final se la arrebataron: «De tanto apurar la vida, su nombre, su gozo, ven que se la quitan». Algo sobre lo que el mismo Lope de Vega ya había confesado en uno de sus escritos: «Yo estoy perdido, si en mi vida lo estuve, por alma y cuerpo de mujer, y Dios sabe con qué sentimiento mío, porque no sé cómo ha de ser ni durar esto, ni vivir sin gozarlo». Alguna que otra Página Web, sin citar fuente alguna o biógrafo concreto, sugiere que pudo ser a causa de fiebre escarlatina, dato sacado como por arte de magia, que ninguna biografía de las consultadas hace alusión siquiera. Otras más fiables, como la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, inciden en la idea de que el escritor sufrió un desmayo -citando a los biógrafos Felipe Pedraza y Fernando Lázaro Carreter-, como consecuencia de lo cual falleció unas cuantas horas después -sin decir ni concretar mucho más.

Tema controvertido el que La Real Academia Española (RAE) nos presenta, en primer lugar, sobre si es lícito o no informar de la causa de la muerte de Lope de Vega –si es que se sabe a ciencia cierta de qué murió–, cuando a lo largo de más de tres siglos no se ha hecho público o se ha silenciado. En segundo lugar, si un dato tan íntimo debe ser dado a conocer a todo el público en una Casa Museo cuya finalidad, como ellos mismos dicen, es la de honrar la memoria del autor y fomentar la lectura de su obra. En tercer lugar y por último, abrir el debate sempiterno de si es conveniente o no mezclar «vida y obra» para abordar el estudio y la comprensión en su contexto de los libros o documentos escritos por todo intelectual. Debate que se puede extrapolar a cualquier otro artista de cualquier otra disciplina.

Quizá le interese saber si María Zambrano escribió poesía:

5 huevos bien puestos:

Anónimo dijo...

Te follaría sobre la cama de Lope de Vega hasta dejarte muerto de placer. Me gustaría ser tu porno-chacha para que me la claves por el culo todas las mañanas mientras te hago tu cama....

Kisses from your prostitute

Preste Juan dijo...

¡Genial entrada! Me ha sorprendido la información y me ha encantado tu forma de tratarla. Es una gozada.
Gracias.

El Museo de la Luna dijo...

Esta página es magnífica, no la conocía. Muchísimas gracias por unirte al Museo de la Luna. No por unirte en realidad, sino sobre todo porque gracias a ello he podido llegar aquí. ME ENCANTA casi TODO. Aquí se usa la inteligencia, la libertad de pensamiento, la creatividad, y se derrocha amor a la vida y a la cultura. Pero el título del blog es un horror, lo siento. Al pan pan, y al vino vino. Es como llamar al Paraíso de las Letras... no sé, por ejemplo: La Lengua en tu Coño. Llamativo, pero muy poco adecuado. Lo primero que pensé al entrar es que me iba a encontrar con un sitio porno de esos que te reciben con una advertencia de contenido.

Pero bueno. El título es el 0.1 % del contenido. Así que el 99.9 % restante, debo decir que me MARAVILLA. Enhorabuena por la interesantísima ordenación y distribución, y por la comodidad de la lectura. En eso deberíamos aprender en nuestro museo, porque al tener una cabecera tan amplia, hace incómodo explorar los contenidos ocultos.

Saludos cordiales y muchas felicidades por este Oasis de las letras. Lo visitaremos con especial asiduidad, por el bien de nuestras neuronas.

carlos de la parra dijo...

Azarosa vida la de Lope,y con buen
final,que mejor.
Lo que queda en duda es la calidad del polvo final,pues un auténtico acto de amor y al paso pianissimo que se requiere para sublimarlo por un experto como Lope,no debió matarle.Ésto deja ver la posibilidad de que haya sido un casos de éstos de sexo forcejeado a la antigua usanza,de que sí que nó,y en éste tipo de exaltación si
se pudiera explicar un infarto.
Ahora solo nos queda pendiente la interrogante de ,¿Hay sexo depués de la muerte?

Lisume dijo...

ajajajajaja no manches!!!!!!!
bueno al menos lope de vega murió feliz "supongamos"

Abrazos

Lisu.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas más leídas / Most read posts

Elige tu palabrostia de la RAE / Choose your RAE eroticword

abulia (1) acosador (1) acto sexual (1) adicta (1) affaire (1) after hour (1) agrio (1) ahogarse (1) alcohol (1) alquimista (1) amante (6) anarquía (1) anillos (2) ano (4) anorexia (1) apocalipsis (1) asesinado (6) asesino (2) babas (1) bala (1) bdsm (1) becaria (1) besos (8) boca (4) bondage (1) borderline (1) bragas (3) bragueta (1) brujas (1) buitre (1) butanero (1) cabrón (2) cadáver (2) cagar (7) calavera (5) calzones (1) cama (2) capullo (1) carne (1) caudillo (1) cazzo (1) celos (2) cerdos (1) chichi (1) chingar (1) chocho (1) Chueca (2) chumino (1) chupacabras (1) chupar (3) cigarro (1) cipote (2) clítoris (1) coca (1) cojones (8) colegiala (1) concha (1) condones (2) conejita (1) coño (11) coños (1) corrida (5) cuerpo (1) culo (13) daikiri (1) dedo (2) demonio (4) desamor (1) desear (1) desnuda (1) desnudarse (1) desnudo (6) desvirgar (3) dong (1) drogas (4) embarazada (2) embarazo (1) empalmar (1) engañar (1) erotismo (2) esclavitud (1) espantaruja (1) esqueleto (1) extasis (1) eyaculación (1) falo (1) fantasmas (1) felatio (1) feminidad (1) follamigo (1) follar (12) francés (1) friki (1) fuego (1) gatillazo (5) gay (1) gay-trinar (1) gemidos (1) gilipollas (2) ginecóloga (1) goma (1) gozo (5) herpes (1) hijo puta (3) himen (1) homosexual (1) hostia (6) huevos (3) jacuzzi (1) joder (3) kokichuelo (1) krispis (1) labios (1) lasciva (2) leathers (1) lecho (1) lefa (2) leopardo (1) lesbianas (1) levitar (2) loca (1) machos (1) mamón (1) mancillar (1) maricones (2) mariquita (2) masturbarse (3) mearse (3) meneársela (2) menstruación (1) mierda (3) minchia (1) misógino (1) mocos (1) morbo (1) nabo (1) nihilismo (1) nudismo (1) orgasmos (2) orgiástico (1) pandero (1) pantaruja (2) parida (3) pasión (2) pecado (5) pecho (2) pechos (6) pederastas (1) pedos (1) pelotas (1) pene (7) penetrar (1) perra (1) pezón (1) picante (1) piercing (1) pilila (1) pis (1) pisello (1) pito (2) placer (1) Playboy (1) podrida (1) polla (13) polvo (2) popper (1) porno (4) preservativos (2) prostituta (7) puta (20) rabo (5) ramera (2) roce (1) sado (2) salas X (2) sangre (3) semen (3) senos (1) sex shop (1) sexo (13) show (1) sida (1) silicona (1) sobaco (2) soplamocos (1) sostén (1) suicidio (3) sumiso (1) swinger (1) tabú (1) tatuaje (1) testículos (1) tetas (7) tiesa (1) tranca (1) transverberación (1) travesti (1) uccello (1) vagina (3) vedettes (1) vengarse (2) verde (1) verga (1) vicio (1) violación (3) virgen (2) vomitar (1) yan-ken-po (1) zoofilia (1)

Descubre dónde se prohibe escribir / discover where it is forbidden to write