- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Poemas porno de Félix Chacón (2ª columna)

d.b
MADRID. No todo son alabanzas o piropos. La frontera es estrecha y a veces el límite se traspasa. Son golpes de efecto que dejan atónitos al respetable y que llaman a la provocación, matando lo establecidamente bonito con un toque de humor, como el diálogo entre dos enamorados tan escuchado desde hace años:



-¡Oh, amor mío! Te voy a hacer un palacio para que puedas vivir como una reina.
-¿Y por qué no me haces mejor un manicomio para que pueda follar como una loca?

De esto mismo, sabe mucho un joven poeta porno español llamado Félix Chacón que en su libro «Intimatum» levantó ampollas con el verso: «Escribir un libro por joder, que aunque no lo parezca, también jode». Parafraseando al poeta chileno Nicanor Parra que dejó escrito: «Hacer brotar un mundo de la nada (...) / por joder (...) / masacrar a quemarropa a la familia del Zar / incendiar la biblioteca de Alejandría / descuartizar mujeres embarazadas». Pero sin dejar atrás a Chacón, aquí tienen unos versos de su poemario:




Me gusta hablar drogado y decir que las drogas no molan
y es que están muy caras

(...)

Me gusta el sexo sin amor pero no al contrario

(...)

Me gusta escuchar música a toda hostia por dar por culo un rato
me gusta decir impertinencias y barrabasadas

(...)

Cagarse en los floreros

(...)

Cagar sobre una tumba elegida al azar en un cementerio (elegido al azar, por supuesto)

(...)

Mearse en el Patrol de la guardia civil

(...)

Conducir por la izquierda porque sale en las películas
y que te la chupe un travesti por lo mismo

(...)

Follar en los sembrados
dártelas de machote

(...)

Volverte cristiano para huir de los evangelistas y de los musulmanes y de los hare krisnas y de su puta madre

(...)

Me enjuagaré la boca, cariño, para que no me huela a whisky. A ti te huele el chocho a pescado y no te lo perfumas, no te jode.

(...)

Tenemos mandamientos que otros llaman vicios
salpicamos de semen sagradas escrituras
y miramos cómo crecen las tetas de las adolescentes
adoramos el coño o adoramos el falo (nuestro libre albedrío)
adoremos a Dios

(...)

Vuelvo a pasar mis dedos por la piel bordada de tus bragas

(...)

Nosotros somos amantes tangibles y follamos sin tanto misticismo, aunque te guste decir que hacemos el amor.

Lo asquerosamente romántico (1ª columna)

d.b
MADRID. Joder es a molestar lo que coger es aprehender, es decir, relaciones de «false friend». Pero qué decir de los románticos, otro término como los anteriores adulterado en los últimos años por el tabú y lo educadamente correcto. Los poetas que así se denominaron no eran ñoños, sino amantes del tenebrismo y de la muerte. Del sufrimiento de la pasión. Desde hace tiempo el puritanismo languidece dormido tras el despertar del «ingenio guarro». Notas censuradas que salen a la luz para el asombro de sosos y extraños. Como escupir por ejemplo un piropo: me gustaría ser tu tampax. Alabadas sean las orejas del Príncipe Carlos de Inglaterra que supieron escuchar la llamada de la democracia sexual ante la belleza inigualable de Camilla Parker Bowles. Eso es romanticismo y lo demás tontería.


Porque lo asquerosamente romántico es el tabú de las obscenidades más truculentas jamás dichas o escritas. En el siglo XVI, un poeta llamado Pietro Aretino, se atreve con una serie de sonetos lujuriosos, que rompen con el clasicismo que marca la época. Como toda persona que tuviese cultura en aquella época –como se pueden figurar– se dedicaba a la oración como buen eclesiástico que era –para sorpresa del respetable. Aquí tienen unas cuántas estrofas suyas:







Follemos, vida mía, follemos ya,
pues todos nacimos para follar,
como el pene que adoras, yo el coño amo,
porque el mundo sin ello una mierda sería.

Esta polla quiero yo y no ningún tesoro,
una grande que me pueda hacer feliz,
solo un pene digno de una emperatriz,
esta joya vale más que un poco de oro.

Sintiendo yo ahora tan firme pene,
que dobla los labios de mi chocho,
me abro a ser un hambriento coño,
para que tu devoradora polla entre.

Mientras yo me recreo, me viene
en gana besaros, así, de improviso,
porque me creo más que Narciso
en el espejo, feliz, agarrando mi pene.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas más leídas / Most read posts

Elige tu palabrostia de la RAE / Choose your RAE eroticword

abulia (1) acosador (1) acto sexual (1) adicta (1) affaire (1) after hour (1) agrio (1) ahogarse (1) alcohol (1) alquimista (1) amante (6) anarquía (1) anillos (2) ano (4) anorexia (1) apocalipsis (1) asesinado (6) asesino (2) babas (1) bala (1) bdsm (1) becaria (1) besos (8) boca (4) bondage (1) borderline (1) bragas (3) bragueta (1) brujas (1) buitre (1) butanero (1) cabrón (2) cadáver (2) cagar (7) calavera (5) calzones (1) cama (2) capullo (1) carne (1) caudillo (1) cazzo (1) celos (2) cerdos (1) chichi (1) chingar (1) chocho (1) Chueca (2) chumino (1) chupacabras (1) chupar (3) cigarro (1) cipote (2) clítoris (1) coca (1) cojones (8) colegiala (1) concha (1) condones (2) conejita (1) coño (11) coños (1) corrida (5) cuerpo (1) culo (13) daikiri (1) dedo (2) demonio (4) desamor (1) desear (1) desnuda (1) desnudarse (1) desnudo (6) desvirgar (3) dong (1) drogas (4) embarazada (2) embarazo (1) empalmar (1) engañar (1) erotismo (2) esclavitud (1) espantaruja (1) esqueleto (1) extasis (1) eyaculación (1) falo (1) fantasmas (1) felatio (1) feminidad (1) follamigo (1) follar (12) francés (1) friki (1) fuego (1) gatillazo (5) gay (1) gay-trinar (1) gemidos (1) gilipollas (2) ginecóloga (1) goma (1) gozo (5) herpes (1) hijo puta (3) himen (1) homosexual (1) hostia (6) huevos (3) jacuzzi (1) joder (3) kokichuelo (1) krispis (1) labios (1) lasciva (2) leathers (1) lecho (1) lefa (2) leopardo (1) lesbianas (1) levitar (2) loca (1) machos (1) mamón (1) mancillar (1) maricones (2) mariquita (2) masturbarse (3) mearse (3) meneársela (2) menstruación (1) mierda (3) minchia (1) misógino (1) mocos (1) morbo (1) nabo (1) nihilismo (1) nudismo (1) orgasmos (2) orgiástico (1) pandero (1) pantaruja (2) parida (3) pasión (2) pecado (5) pecho (2) pechos (6) pederastas (1) pedos (1) pelotas (1) pene (7) penetrar (1) perra (1) pezón (1) picante (1) piercing (1) pilila (1) pis (1) pisello (1) pito (2) placer (1) Playboy (1) podrida (1) polla (13) polvo (2) popper (1) porno (4) preservativos (2) prostituta (7) puta (20) rabo (5) ramera (2) roce (1) sado (2) salas X (2) sangre (3) semen (3) senos (1) sex shop (1) sexo (13) show (1) sida (1) silicona (1) sobaco (2) soplamocos (1) sostén (1) suicidio (3) sumiso (1) swinger (1) tabú (1) tatuaje (1) testículos (1) tetas (7) tiesa (1) tranca (1) transverberación (1) travesti (1) uccello (1) vagina (3) vedettes (1) vengarse (2) verde (1) verga (1) vicio (1) violación (3) virgen (2) vomitar (1) yan-ken-po (1) zoofilia (1)

Descubre dónde se prohibe escribir / discover where it is forbidden to write